10 consejos imprescindibles para un pitch en Inglés

10 consejos imprescindibles para un pitch en Inglés

14/12/2021 By
147

Hacer un pitch en inglés sin duda es un reto para cualquiera.

¿Pero cómo hacerlo correctamente? El miedo, la tensión y las expectativas influyen mucho cuando el inglés no es nuestra lengua nativa. Por ello, hoy te ofrecemos 10 consejos imprescindibles.

Pero primero definamos:

 

¿Qué es un pitch?

El pitch es una presentación breve, de entre 20 segundos y 5 minutos a una audiencia interesada en un tema.

Es un recurso común y preciso que sirve para exponer una idea, proyecto o solución ante inversores, directivas o público general.

Pero además, es una herramienta que toma valor entre los emprendedores que quieren presentar sus proyectos de una forma creativa y llamativa.

Aunque las estructuras de los pitch son similares, presentar un pitch en inglés no es una tarea sencilla, hay que tener en cuenta ciertos parámetros.

 

Consejo 1: la práctica hace al maestro.

Resulta obvio que si se piensa realizar una presentación en inglés lo mejor es que se cuente con un nivel óptimo del idioma, de esta manera no habrá confusiones en el tema.

No obstante, es necesario dejar a un lado el miedo y la vergüenza, ya que  hablar en otro idioma puede resultar aterrador, pero no es algo que no se pueda solucionar con algo de práctica.

El pitch en inglés o en cualquier idioma vende una idea, por lo que es importante decir las cosas con sencillez, claridad y coherencia. Es recomendable repasar el discurso días anteriores para dominar bien la pronunciación de las palabras.

 

Consejo 2: Elige bien tu público objetivo.

Hay que conocer bien a la audiencia. Esta investigación no debe tomarse a la ligera, será lo que determine la línea narrativa y argumentativa al momento de la presentación del pitch..

 

¿Qué es recomendable?

No estaría de más que el emprendedor conozca un poco más a las personas que tomarán las decisiones para aprobar el proyecto. Tener esta información da paso a la confianza y a un ambiente ameno en la presentación y permite mejorar la puesta en escena del pitch.

 

Consejo 3: Nunca desestimes la improvisación.

Estar relajado es fundamental en un pitch, y mucho más si es en inglés. Es importante transmitir confianza y seguridad, por lo tanto, las palabras deben sonar congruentes.

 

¿Cómo lograrlo? 

Lo puedes hacer sin ser rígido y serio, de modo que transmitas convicción a tu público.

 

¿Qué otras recomendaciones puedes seguir?

Practicar la puesta en escena es lo ideal, pero no es recomendable preparar un discurso completo ya que los nervios pueden hacer que se olviden ciertas cosas. Aquí lo importante es tener claro el objetivo.

Recuerda que el pitch en inglés es un tema serio, pero eso no impide disfrutarlo, hay muchos ejercicios de relajación y el simple hecho de reír un poco antes y durante la presentación es un buen desestresante.

 

Consejo 4: Usa las 3 W.

Acudir a las 3 w (knoW, hoW, Wow) ayudará a que no pierdas el horizonte del pitch y te ayudará en tu discurso.

 

KnoW El conocimiento. No hables de lo que no sabes. Potencia tu discurso con los saberes que tengas, no solo del proyecto o idea plasmada en el pitch, sino también de tu quehacer diario.

 

HoW El cómo. ¿Qué va a solucionar la idea? ¿Cuánto vale? ¿Quiénes la desarrollarán? ¿Existen referentes? ¿Cuánto tiempo dura su implementación?

 

WoW La sorpresa. Termina el pitch con un dato, una información, una pregunta o una respuesta que no espere la audiencia. Debes cerrar con el factor diferenciador de tu idea y que sea una conclusión que deje a los evaluadores realmente sorprendidos.

 

Consejo 5: Cuidado con el vocabulario.

Evite las palabras grandilocuentes, un pitch en inglés supone una dificultad extra, por lo que un vocabulario sencillo aportará mucho más al pitch

Recursos como las “rethorical questions” o preguntas retóricas son una buena forma de mantener interesado a la audiencia.

 

Consejo 6: Describe el problema.

Después de todo, el pitch trata de una idea simple aunque no lo parezca:  vender una idea que puede resolver un problema. De forma concisa, el emprendedor debe describir el problema usando datos que avalen los hechos.

 

Consejo 7: Explica el plan.

Hora de dar una solución por medio de una estrategia, explique siguiendo el lineamiento de un inglés pronunciado de forma sencilla y clara. Recuerde que es mejor ser directo y claro.

La solución debe ser creativa y flexible. Debe ser viable y coherente con el resultado propuesto, demuestre que ha estudiado el mercado y que ha cubierto la mayoría de las posibilidades.

 

Consejo 8: Aprovecha las ventajas del inglés.

Como cualquier idioma, se pueden hacer juegos de palabras con frases cortas en inglés.

El uso de conectores puede hacer maravillas en el pitch, aporta fuerza y fluidez al discurso, es mucho mejor para enlazar ideas de manera efectiva.

 

Consejo 9: Originalidad ante todo.

Siempre va a haber competencia, lo importante es hacer un pitch en inglés único que lo diferencie de otras propuestas.

En cualquier caso, no se habla de la competencia sino de los recursos que posee el emprendedor y lo que lo distingue de los demás. En el caso del inglés, toma en cuenta en qué eres mejor y sácale provecho.

 

Consejo 10: Una buena conclusión.

La conclusión debe ir apoyada de una opinión propia y un repaso de los puntos previos.

Aquí el emprendedor puede explicar lo que pretende a futuro utilizando frases como:

Personally.

I feel (strongly).

That I (strongly) believe that, entre otras.

 

Las preguntas y respuestas también se pueden usar en la conclusión, de esta manera se da a entender que la presentación es apenas, una pequeña parte de la solución y que al aprobar el proyecto la idea dará sus frutos.

 

¡Mucha suerte elaborando tu pitch en inglés!

 

 

 

Any Romero avatar

Any Romero

Author of this post